Día Mundial del Riñón y la Mujer

Enviar nota » Imprimir »

En esta oportunidad, se unen dos conmemoraciones anuales de gran relevancia, por un lado, el Día Mundial del Riñón con sus implicancias de concientizar sobre la salud renal, y por el otro, el Día Internacional de la Mujer, ofreciéndonos la oportunidad de reflexionar sobre la importancia de la salud renal en la mujer, siendo la enfermedad renal crónica (ERC), la octava causa de muerte con aproximadamente 600.000 fallecimientos por año. Además, en la actualidad 195 millones de personas se ven afectadas por la ERC a nivel mundial.

Según algunos estudios, la ERC es probable que se desarrolle más en mujeres que en hombres, con una prevalencia promedio del 14% y del 12% respectivamente. Sin embargo, el número de mujeres en diálisis es menor.

El trasplante renal también se disemina de manera desigual, principalmente debido a aspectos sociales, culturales y psicológicos. De hecho, existe una clara necesidad de abordar las cuestiones de acceso equitativo a la atención de la salud para las mujeres donde actualmente no existe y aumentar la sensibilización y la educación para facilitar el acceso de las mujeres al tratamiento y mejores resultados de salud.

Algunas enfermedades renales, como la nefritis lúpica o las infecciones urinarias recurrentes, generalmente afectan más a las mujeres, con el riesgo de aumentar durante el embarazo. Asimismo, la ERC también se considera un factor de riesgo para el resultado adverso del embarazo y la fertilidad reducida. La prevención y detección precoz de problemas renales, posibilita reducir el ingreso de pacientes a diálisis, a lista de espera para trasplante y el número de personas fallecidas a causa de la ERC.

El Día Mundial del Riñón se celebra desde el año 2006 y es una iniciativa conjunta de la Sociedad Internacional de Nefrología (SIN) y la International Federation of Kidney Foundations (IFKF). En su 13º aniversario, el Día Mundial del Riñón promueve el acceso asequible y equitativo a la educación sanitaria, la atención en salud y la prevención de las enfermedades renales para todas las mujeres del mundo. 

Para reflexionar:
Es importante efectuar el diagnóstico precoz de la ERC, siendo el mismo, indicativo de estar en riesgo para muchos problemas de salud, incluidas las enfermedades cardiovasculares y infecciosas. Si logramos la detección temprana de la ERC, podemos realizar tratamiento, con un abordaje multidisciplinario, evitando la progresión e incluso llegando a revertir los daños, disminuyendo de esta forma el número de pacientes que requieran diálisis o trasplante renal.

Servicio de Nefrología
Hospital Privado de Comunidad