Hipertensión Arterial

Enviar nota » Imprimir »

El 17 de mayo se celebra el Día Mundial de la Hipertensión Arterial, y el Hospital Privado de Comunidad se suma a la iniciativa mundial "Mayo Mes de Medición" de Hipertensión Arterial para aumentar el conocimiento sobre esta enfermedad.

El objetivo es que los marplatenses tengan conocimiento de sus cifras de presión arterial y en el caso que tengan cifras alteradas saber cómo comenzar una evaluación integral.

Organizan esta iniciativa la Sociedad Internacional de Hipertensión (ISH) y la Liga Mundial de Hipertensión (WHL), en Argentina liderada por Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial.

En nuestro país el 36 % de las personas padece Hipertensión Arterial, de los cuales el 40% desconoce su enfermedad y solo 1 de cada 4 (24 %) tiene su presión arterial controlada.

El control de la presión arterial es importante porque muchas personas no saben que tienen cifras altas. En la mayoría de los casos la Hipertensión Arterial no da síntomas y solo se reconoce en contexto de infarto de miocardio o accidente cerebrovascular, o en el contexto de otras enfermedades cardíacas o renales. Todos los años mueren en el mundo más de 10 millones de personas por esta causa.

Por esta razón es que invitamos que en mayo se tomen la presión arterial y conozcan sus números para detectar el problema a tiempo.

Hipertensión Arterial (HTA): La enfermedad que afecta cada vez más a niños y adolescentes

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra la pared de las arterias cuando es bombeada desde el corazón. La presión arterial se mide en milímetros de mercurio (mmHg). Existe una presión arterial sistólica –popularmente conocida como “la máxima”– y una presión arterial diastólica –popularmente conocida como “la mínima”.

Los valores de normalidad de la presión son menores a 130 de máxima y 85 de mínima. Entre 130 y 140 y entre 85 y 90 se denomina HTA limítrofe y por arriba de esos valores ya es Hipertensión.

Esto no se define con una sola medición sino que debe ser constatado con otras fuera de intercurrencias (estrés agudo, fiebre, dolor, medicación nueva, etc.) y medida en forma correcta. Por ejemplo, sentado en una silla con respaldo, el brazo descansado sobre la mesa, el centro del manguito en la línea del corazón y los pies apoyados en el piso. También puede ser medida por equipos electrónicos automáticos pero hay que tener la precaución de calibrarlos al menos una vez al año.

Una vez definido que usted es hipertenso su médico le hará algunos estudios para conocer la causa y las consecuencias de esta HTA. En la mayoría de los casos, por frecuencia, decimos que usted tiene HTA primaria o esencial. Quiere decir que no existe otra enfermedad que la esté produciendo. Las causas de esta son genéticas favorecidas por algunas conductas higiénico-dietéticas del propio individuo.

Esto último es muy importante porque cambiando hábitos y costumbres podemos normalizar o al menos mejorar los valores de presión y disminuir la necesidad de medicación.

Las medidas no farmacológicas que ayudan a controlar la presión son:
- Bajar de peso (si tiene sobrepeso).
- Cambiar a una dieta rica en frutas, verduras, legumbres, productos bajos en grasas y en dulces y disminuir la ingesta de granos refinados (panificados, arroz blanco, pastas).
- Comer con menos sal (Sodio).
- Hacer alguna actividad al menos 30 minutos por día.
- Limitar la cantidad de alcohol.
- Dejar de fumar.

En caso de que no controle su presión con estas medidas, su médico le indicara algunos de los medicamentos disponibles para tratar la HTA. Esto dependerá de muchas variables que su médico tendrá en cuenta para lograr el mejor resultado.

Recomendaciones para la toma de medicamentos

- Tomarlo todos los días y a la hora indicada.
- Usar pastilleros (diarios o semanales) para organizar la medicación.
- Mantenerlos en lugares a la vista.
- Crear recordatorios - Calendarios, reloj, celular.
- No saltear pastillas, ni cambiar dosis, o tomar medicación extra sin la autorización de su médico.
- Aprender los nombres, color y forma, como actúan y para qué sirven.
- Comentarle al médico sobre los efectos adversos.
- Dialogar con el médico si no puede comprarlos.
- Hacer una lista de todos los medicamentos con una copia para dejarla en la casa.
- Eventualmente llevar todos los medicamentos en una bolsa, para que el médico le ayude a organizarse.
- Comentarle a su médico antes de tomar otra medicación, para el dolor, un resfrío, incluso hierbas medicinales.

La Hipertensión Arterial es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular y que se potencia con los otros como son la diabetes, dislipemias (colesterol y/o triglicéridos altos), tabaquismo, sedentarismo, obesidad, etc.
La presión alta, al dañar las arterias, puede lesionar cualquier órgano del cuerpo y afectarlo en su función pero donde más daño provoca es en el corazón, el cerebro, los riñones y la retina.

Es necesario controlarse y consultar con su médico de cabecera porque muchas veces no da síntomas y lamentablemente a veces diagnosticamos HTA cuando algún paciente tuvo su primer infarto cardiaco o cerebral. La hipertensión está afectando cada vez más a niños y adolescentes, por ello deberá realizarse la consulta al pediatra a cualquier edad, desalentar el consumo de sal desde el nacimiento y mantener hábitos saludables  de alimentación y actividad física. 



Servicio de Cardiología
Servicio de Clínica Médica 
Hospital Privado de Comunidad