Recomendaciones sobre practicar deporte en verano

En verano los días son más largos, hay mejores condiciones climáticas para hacer actividad al aire libre y contamos con algo más de tiempo para hacer aquella práctica deportiva que nos gusta.  Sin embargo, es importante seguir algunas recomendaciones sobre practicar deporte en verano de forma segura.


En verano cuando suben las temperaturas a más de 29 grados o la humedad es mayor al 60%, aumenta el riesgo de deshidrataron o  de sufrir un  golpe de calor


 ¿Qué hacer para evitar complicaciones?
  • No practicar deporte en verano entre las 12 y las 17 horas. Aunque el calor es constante durante todo el día, a primera o última hora del día es cuando menos riesgo correremos.
  • Alimentación adecuada. Dos horas antes de realizar cualquier actividad física realiza una comida ligera rica en hidratos de carbono (combustible principal de nuestros músculos). Verduras y frutas aportarán una buena cantidad de agua, imprescindible para una hidratación. Beber 2 vasos de agua antes de la práctica deportiva y por lo menos 8 tragos durante la 1er hora de actividad. Si hay mucha sudoración se perderán también sales minerales por lo que es importante consumir bebidas isotónicas durante la 2da hora de actividad continuada. Evitar bebidas alcohólicas o demasiado frías.
  • Usar protector solar con un alto factor UV (aunque a primera y a última hora del día los rayos de sol son más débiles). Usar lentes oscuros y gorro. Aunque el día esté nublado, los rayos UV nos alcanzan igual.
  • Aprovecha los deportes acuáticos o cercanos al agua.  Practicar deportes cerca del agua o dentro del agua hace que se toleren mejor las temperaturas elevadas y ayuda a perder calor. Por qué no aprovechar para aprender una nueva disciplina deportiva.
  • Ponte ropa de color claro, cómoda y que permita la transpiración. La ropa deportiva está hecha con un tipo de fibra que permite eliminar mejor la transpiración y no retiene la humedad. Están diseñadas para evitar rasaduras en la piel con las costuras. Use calzado y medias adecuado aun cuando practique deporte sobre arena. El pie descalzo puede sufrir de fricción excesiva y generar flictenas o lesiones. El calzado plano con poco arco (sandalias, ojotas) puede estresar el arco plantar y generar inflamación de las estructuras blandas del pie.
  • No intente ser un atleta en verano si fue sedentario el resto del año. Los esfuerzos deportivos deben ser progresivos con el adecuado descanso entre los mismos. No entrene hasta quedar exhausto porque esto aumento el riesgo de lesiones.
  • Realizar una buena entrada en calor y vuelta a la calma. Movilidad articular, estiramientos y aflojar  los músculos que estén contracturados previo al inicio de la actividad.

Dr. Joaquín Calderón 
Consultorio de Medicina del Deporte
Servicio de Clínica Médica del HPC